Posts categorized “Lauro Gandul Verdún”.

TEIXEIRA DE PASCOAES (1877-1952): POEMA (1950). Con traducción al español y fotos del «Museu da Marioneta» de Lisboa. Lauro Gandul Verdún (2018)

 
 
 

MARIONETAS 1 (LISBOA)

 
 
 

Feita de sol é a carne que nos veste
Os ossos que são feitos de luar.
E a nossa alma é sombra
A sonhar e a pensar, conforme é dia
Ou noite, pois em nosso pensamento
Esplende o sol.
Mas, ao luar, é que se expande
O nosso dom fantástico, esse voo
Sem fim do nosso ser
Que ultrapassa as estrelas
E alcança, além do espaço, a eternidade.
E o infinito, além do espaço,
E Deus, além dos deuses.

 

1950

 

[TEIXEIRA DE PASCOAES (1877-1952).
As Folhas de Poesia Távola Redonda
(Boletim  Cultural VI SÉRIE-N.º 11-Outubro de 1988).
Ed. Serviço de Bibliotecas Itinerantes e Fixas
da Fundação Calouste Gulbenkian.
Lisboa 1988.
Pág. 40]

 
 
 

MARIONETAS 2 (LISBOA)

 
 
 

Hecha de sol es la carne que nos viste
Los huesos hechos de luz de luna.
Y nuestra alma es la sombra
Del soñar y el pensar, según sea día
O noche, pues en nuestro pensamiento
Esplende el sol.
Mas, a la luz de la luna, es cuando se expande
Nuestro don fantástico, ese vuelo
Sin fin de nuestro ser
Que traspasa las estrellas
Y alcanza, más allá del espacio, la eternidad.
Y el infinito, más allá del espacio,
Y Dios, más allá de los dioses.

 

[Traducción al español:
Lauro Gandul Verdún (2018)]

 
 
 
MARIONETAS 3 (LISBOA)
 
 
 
_____________________________________

CRISTOVAM PAVIA (1933-1968): ÉCLOGA OU CANÇÃO ABANDONADA/ÉGLOGA O CANCIÓN ABANDONADA (febrero de 1949). Con traducción al español y fotos del «Hospital das bonecas» de Lisboa. Lauro Gandul Verdún (2018)

ANTÓNIO MANUEL COUTO VIANA (1923-2010): MOIMENTO/MONUMENTO (1949). Con traducción al español y fotos del «Hospital das bonecas» de Lisboa. Lauro Gandul Verdún (2017)

RAÚL DE CARVALHO (1920-1984): INESPERADO VISITANTE (CIRCA 1950). Con traducción al español y fotos del «Hospital das bonecas» de Lisboa. Lauro Gandul Verdún (2017)

 
 
 

DIARIO FOTOGRÁFICO DE LISBOA (XXXI). UN VEINTICUATRO DE MARZO DE 2018. Por Lauro Gandul Verdún

 
 
 
244032018-Lisboa 1

(1)

 
 
 
244032018-Lisboa 2

(2)

 
 
 

«WHEN YOU LIVE IN A BOX» Y «EFÍMERA»: UNA EXPOSICIÓN DE PINTURAS Y UNA ACCIÓN PICTÓRICA. XOPI EN LA LIBRERÍA ‘TÉRMINO’. Fotografías de Lauro Gandul Verdún (Alcalá de Guadaíra, 28 de septiembre de 2018): Parte 3 ‘EN LA CALLE, ENTRE LA GENTE, LAS PINTURAS’

 
 
 
IMG_7645
 
 
 
IMG_7647
 
 
 
IMG_7648
 
 
 
IMG_7640
 
 
 

«WHEN YOU LIVE IN A BOX» Y «EFÍMERA»: UNA EXPOSICIÓN DE PINTURAS Y UNA ACCIÓN PICTÓRICA. XOPI EN LA LIBRERÍA ‘TÉRMINO’. Fotografías de Lauro Gandul Verdún (Alcalá de Guadaíra, 28 de septiembre de 2018): Parte 2 ‘TRASLADO DE LOS CUADROS’

 
 
 
EFÍMERA-XOPI 7
 
 
 
EFÍMERA-XOPI 6
 
 
 
EFÍMERA-XOPI 8
 
 
 
_________________________
 
 
 
DE CÓMO XOPI LLEVÓ UN CUADRO A UNOS CLIENTES UNA NOCHE DE VERANO. Fotografías de Lauro Gandul Verdún 2008
 
 
 

«WHEN YOU LIVE IN A BOX» Y «EFÍMERA»: UNA EXPOSICIÓN DE PINTURAS Y UNA ACCIÓN PICTÓRICA. XOPI EN LA LIBRERÍA ‘TÉRMINO’. Fotografías de Lauro Gandul Verdún (Alcalá de Guadaíra, 28 de septiembre de 2018): Parte 1 ‘DENTRO DE LA LIBRERÍA’

 
 
 
EFÍMERA-XOPI 1
 
 
 
EFÍMERA-XOPI 2
 
 
 
EFÍMERA-XOPI 3
 
 
 
EFÍMERA-XOPI 4
 
 
 
EFÍMERA-XOPI 5
 
 
 

PEPE ORDÓÑEZ, EDITOR DE «ESCAPARATE». De la serie «Historias de vidas» por Olga Duarte Piña y Lauro Gandul Verdún, 2005

 
 
 
Pepe

Pepe Ordóñez
[Foto: ODP Alcalá 2005]

 
 
 

José Antonio Mallado, Javier Jiménez Rodríguez, Vicente Romero Muñoz, Vicente Romero Gutiérrez, José Luis Pérez Moreno, Antonio García Mora, José Manuel Benítez Díaz, Joaquín González Moreno, Rafael Rodríguez González, Mª del Águila Boge, José Rubio Álvarez, Antonio Claret García Martínez, José Antonio Sánchez Araújo, Isabel Asensio, Javier Caraballo, Juan Pérez Mercader, Ignacio Díaz Pérez, Luis Caro, Francisco Mantecón Campos, Mónica Gata, Antonio Bulnes Al-guadaíra, Luis Romera, Pepe Recacha, Javier Hermida, Pablo Romero Gabella, Ramón Núñez Vaces, Marcos Fernández Gómez, Francisco López Pérez, Juan Portillo y muchos más son sujetos u objetos de textos que desde hace más de diez años aparecen editados en las páginas de papel satinado de Escaparate: historiadores, poetas, escritores, pintores, científicos, diletantes, humanistas, archiveros, periodistas, heterónimos, pseudónimos, políticos, ecologistas, cronistas, etc., alcalareños, o vinculados de alguna u otra manera con este pueblo derramado (o desparramado, desde hace unos años) entre estos cerros vetustos y, a veces, duros, donde la hermosura al menos de las ideas, los sueños y los deseos consigue hacerse visible en la revista que Pepe Ordóñez dirige, compone, distribuye y gestiona, moviéndose de aquí para allá como sea, o a pie o motorizado; aunque lo feo vaya dominando, a impulsos de recalificación urbanística y de enmiendas a las normas públicas, por encargo de los oligarcas de la promoción inmobiliaria, verdaderos titulares del poder en este inmenso poblado de la periferia sevillana, en que algunos han convertido lo que era una hermosa villa y que, tal vez, algún día sólo nos sea posible encontrarla en los contenidos de las escasas publicaciones alcalareñas que, como Escaparate, se proponen la titánica tarea de impedir el olvido.

   Pepe Ordóñez es una persona que sabe escuchar, que es la mejor manera de aprender; que sabe ver, que sabe esperar y nadie nunca le va a ganar en perseverancia y pugna por conseguir una foto, un texto, un nombre, para sus ediciones, sin subvención municipal, sin adulaciones, sin protocolos banales, con la enorme dignidad del autodidacta. Si se le pregunta quién fue la persona primera en su vida que le ayudó a entrar en los ámbitos del periodismo alcalareño responde sin dudarlo que su padre, José Ordóñez Romero, hijo de un alguacil conocido como El Manco, nacido en 1917, que sirvió como funcionario durante más de cuatro décadas en el departamento de Intervención del Ayuntamiento de Alcalá, transcriptor al Libro de Actas de los acuerdos municipales, por su bella caligrafía que, además, para poder mantener a cinco hijos se pluriempleó como representante de las máquinas de escribir de la Hispano-Olivetti, como agente de la casa de seguros Mutua General de Seguros, o como delegado de la firma de la mantequilla asturiana La Vaquita que le remitía por correo paquetes de mantequilla sin sal que llegaban a la callejuela del Carmen, ¡sin derretirse!, desde Oviedo. Pero, además, José Ordóñez Romero era corresponsal en Alcalá de los diarios ABC y El Correo de Andalucía, y de las emisoras La Voz del Guadalquivir y Radio Sevilla. Pepe Ordóñez no olvidará nunca a su padre trabajando en su casa con un bolígrafo largo de dos tintas, en rojo y azul, que le servía para distinguir los titulares del resto del artículo que, o bien mandaba por correo a los periódicos, o bien leía por teléfono a cobro revertido. También daba la crónica en directo telefónicamente para las radios. En su casa había una biblioteca con muchos libros sobre temas de Alcalá y sobre todo diccionarios y enciclopedias ilustradas. Él ayudaba a su padre cuando era niño si tenía que pasar alguna cosa a máquina o buscarle algún libro. El padre le hacía partícipe de todo; así, recuerda cuando lo llevó al hotel de Oromana a fines de los sesenta, con siete u ocho años, porque la selección española de fútbol estaba allí alojada y le presentó a todos los jugadores, que le estrechaban la mano a aquel pequeño ayudante de corresponsal, que aprovechaba para pedir autógrafos a los futbolistas y que, también, pudo conocer a un joven periodista deportivo llamado José María García, que se había desplazado a Sevilla para cubrir el partido España-Rusia y que se hospedaba con los deportistas en el hotel alcalareño.

   El padre muere en 1978 y la madre en 1985. Con 23 años, sin sus padres, recuerda que le costó trabajo, que sufrió, a la hora de tener que tomar decisiones sobre qué formas seguir, qué caminos, para ganarse la vida que fueran compatibles con lo que a él le tiraba con tanta fuerza: ser periodista; y aunque Pepe Ordóñez quería serlo, tuvo que trabajar en lo que caía, de camarero en bares, como en el café Roberto o en el bar del Instituto, el que llevaba María. Unos años antes, y en el contexto de los valores del movimiento católico obrero que regían en los Salesianos de entonces, se vinculó a una asociación pionera en la Alcalá de la transición más pura, que era conocida, sin el calificativo previo de asociación, como el CUPO (Cultura Popular), donde germinaron análisis de la realidad social y económica desde el punto de vista marxista y de la cultura, en general, de izquierdas. Recuerda Pepe Ordóñez aquella experiencia como su iniciación en la incipiente democracia española, escuchando mucho, repitamos sus palabras, que es la mejor manera de aprender, y trabando amistades, echándose amigos para toda la vida, porque el CUPO, aunque fuera el lugar por donde pasaron todos los partidos de la transición, para dar su programa mediático, fue para Pepe Ordóñez, sobre todo, el lugar donde conoció a José Luis García, el Cuqui; al Villa , Rafael Villa Fuentes; al Pato, Carlos Burgos Gil; a Juan Carlos Ortiz García Donas, a Francisco Pérez Moreno, antes conocido como el Quico y hoy como Paquito, a Paco García Cordero o a Javier Hermida. Pepe Ordóñez pertenece a una fértil y pública generación de alcalareños.

   A principios de los ochenta, con 17 o 18 años gestiona él solo su primer encargo para obtener la publicidad suficiente para una emisión de radio. Durante los años que siguen va a trabajar como publicista en los primeros canales de radio y televisión locales, y en Alcalá Semanal, periódico fundado en 1984. A fines de esta década se queda sin trabajo en Alcalá y aprovecha su cartera de clientes para ofertar publicidad en Sevilla a través de distintos medios como Los 40 principales, Cadena Dial o Antena 3.

   En 1990 sale el primer Escaparate, con cuatro páginas y todas de publicidad. No pasó demasiado tiempo para que empezara a introducir otras con textos ya vinculados a la Semana Santa, ya a la feria, o a la Navidad, cuando iban llegando esas fechas, con lo que aumentó su número. También añade una agenda cultural y una guía de teléfonos para que no fueran páginas de usar y tirar, para que se quedara unos días más en las casas. Los anunciantes le pedían más contenidos y, en un principio, era él mismo quien los redactaba. Hasta que llegó el momento de pensar en hacer una revista al estilo de las de feria de Alcalá, reanudando y combinando la labor de Fernando de los Ríos Guzmán y la de Curro Cariño, para lo que se documentó en números de las antiguas revistas de feria, sobre todo los de 1919 y 1923, y las de los años sesenta y setenta, añadiendo su propio estilo y dando nombre a secciones que se han convertido en fijas y que las toma, en realidad, de las tradicionales que se seguían en aquellas revistas. Desde el año 96 a este 2005 no ha faltado en Alcalá Escaparate, un auténtico fenómeno editorial, que Pepe Ordóñez nos ha servido en una contribución impagable a la memoria de nuestro pueblo.

 

[La voz de Alcalá, 1 al 14 de julio de 2005, año XIV, nº 180]

 
 
 

DIARIO FOTOGRÁFICO DE LISBOA (XXX). UN CUATRO DE FEBRERO DE 2018 (Serie 3). Por Lauro Gandul Verdún

 
 
 

04022018-Lisboa 6
(1)

 
 
 

04022018-Lisboa 4
(2)

 
 
 

DIARIO FOTOGRÁFICO DE LISBOA (XXIX). UN CUATRO DE FEBRERO DE 2018 (Serie 2). Por Lauro Gandul Verdún

 
 
 

04022018-Lisboa 1
(1)

 
 
 

04022018-Lisboa 2
(2)

 
 
 

DIARIO FOTOGRÁFICO DE LISBOA (XXVIII). UN CUATRO DE FEBRERO DE 2018 (Serie 1). Por Lauro Gandul Verdún

 
 
 

04022018-Lisboa 3
(1)

 
 
 

04022018-Lisboa 5
(2)

 
 
 

DIARIO FOTOGRÁFICO DE LISBOA (XXVII). UN TRES DE FEBRERO DE 2018 (Serie 4). Por Lauro Gandul Verdún

 
 
 

03022018-Lisboa 11
(1)
 
 
 

03022018-Lisboa 9
(2)
 
 
 

03022018-Lisboa 5
(3)