Posts by Carmina.

DIÁLOGOS TRAS UN NAUFRAGIO (XXIX), 2021

.

  • Construir es destruir certezas
  • ¡No porque hayas podido soportar llegar al segundo acto del drama vendrá antes de tiempo a buscarte la muerte!
  • Mañana será mañana cuando ahora sea ayer

.

DIÁLOGOS TRAS UN NAUFRAGIO (XXVIII), 2021

.

.

  • Desde Gottfried Leibniz, los juicios analíticos sólo están preñados de su propio desbordamiento
  • ¡Ay de mí, infeliz, el deseo sin tregua me abate, y cala los huesos un acre dolor que los dioses envidian!
  • Enemiga del habla, la voz

.

DIÁLOGOS TRAS UN NAUFRAGIO (XXVII), 2021

.

.

  • La fama, como la muerte, es de naturaleza efímera
  • En cierto momento Josef Mengele nos llega a confesar: cada uno es feliz a su modo
  • Indefectiblemente, lo que viene después siempre es lo de antes

.

DIÁLOGOS TRAS UN NAUFRAGIO (XXVI), 2021

.

  • Más tropieza la vista que el pie
  • De su bella boca encarnada, la muchacha dejó salir su voz pestilente
  • Cuando anochece, amanezco

.

DIÁLOGOS TRAS UN NAUFRAGIO (XXV), 2021

.

  • Los libros sólo se digieren por rumia
  • Cuando divido, multiplico
  • En la repetición del falso hábito está el infierno

.

DIÁLOGOS TRAS UN NAUFRAGIO (XXIV), 2021

.

  • Sólo puede ser compartido lo inalcanzable
  • Si bien hoy en día las tentaciones de Cristo nos parecen ridículas, más aún la actitud de aquella que las pretendía
  • A la sordera siempre se anticipa la oreja

.

DIÁLOGOS TRAS UN NAUFRAGIO (XXIII), 2021

.

  • La salud es el mal de la enfermedad
  • Y a cambio de tramar continuamente maldades se ganaron un castigo con olvido
  • ¡Bebe, bebe en las fuentes buenas!

.

DIÁLOGOS TRAS UN NAUFRAGIO (XXII), 2021

.

  • Cualquier desenlace es éxito
  • De acuerdo con los escritos de Gottlob Frege, la identidad del tipo a=b, no es una idealización ostensible; sino una concreción camuflada
  • Toda forma está excedida de su oquedad

.

CONCEJALÍA DE MEDIO AMBIENTE: EL TERROR DE LOS ÁRBOLES. María del Águila Barrios

 
 
 

Pinos de Oromana

[Foto: LGV Alcalá, invierno de 2021]

 
 
 

¿Qué ocurriría si a un concejal le cortaran la cabeza? Al de medio ambiente habría que cortarlo por la mitad, por aquello de medio… Decapitado el edil, desmochado o tronchado, tal vez la suerte de nuestros árboles singulares no sería la que cada primavera toca a sus copas, antaño frondosas y generosas, de sombra fresca con la que conjurábamos el calor espeso de la canícula. Convierten no sólo los ejemplares de árboles singulares, sino todos los árboles, en estacas, en verticales pilares viejos y más aquellos árboles grandes del Albatán, del Parque o de la Plaza de España…

   Poca cabeza tendrá, o más bien ninguna, el que manda en los podadores municipales, sea concejal decapitado o no, su cabeza es una pura ilusión óptica, un holograma de cabeza de concejal de medio ambiente.

   Y hablando de cabeza, ¿cómo nadie ha pedido ya la del edil? De ese de medio ambiente, o de parques y jardines, o de patrimonio natural, o como quiera denominársele desde una alcaldía descabezada que manda en el descabezado que manda en los podadores, que descabezan los árboles todos, los desmochan a troche y moche. ¡Menos mal que no se han atrevido todavía con los pinos de Oromana!

   Podar no es eliminar sino fortalecer, quitar aquello que le sobra a un árbol, pero no toda su copa. Antes de podar se deben tener en cuenta las características de la especie y la etapa de desarrollo en que se encuentra el árbol y no podar al tuntún y a todos por igual. No es lo mismo actuar sobre árboles nuevos que sobre los antiguos. Éstos son los heredados. Han hecho falta muchas generaciones de humanos para que los viejos árboles hayan llegado a nosotros copudos, oferentes de ramas vigorosas, colmados de infinitas hojas que nos alivian la vida en nuestro pueblo cuando pasamos por sus calles o estamos en sus plazas, cuando los contemplamos durante un alto en el camino, y nos da por disfrutar de sus colores. Pero los de medio ambiente en Alcalá de Guadaíra deben ser unos extraterrestres, o unos robots, que no sudan cuando aplasta el calor, que no necesitan la sombra de los árboles, ni el aroma, ni sus flores en primavera, ni el canto de los pájaros que han anidado en las copas, ¡estos de medio ambiente no tienen ni el ambiente de por medio!

   ¡Árboles y alcalareños compartimos raíces! Por ello, no quiero despedirme sin invocar algunos versos del «Himno X» de Himno a los árboles de Vicente Núñez.

 
 
 

Moveos, ¡aéreos!

Y que se note bien que somos llamas

futuras. ¿Pero qué más danza

que la de nuestra inmóvil invasión,

alzada contra la iniquidad de los mortales?

(…)

   Los taladores dejaron en nosotros

estigmas de ultraje y llagas,

y como higueras silvestres

arrasamos los campos de miel y alegría.

(…)

   Ya han transcurrido los siglos

y han fenecido los hombres.

Somos el pedestal del mundo.

 
 
 

[La voz de Alcalá, 2021]

 
 
 ___________________

 
 
  Si quiere leer más textos de María del Águila Barrios en «CARMINA»,  pinche en su nombre.

     

 
 
 

DIÁLOGOS TRAS UN NAUFRAGIO (XXI), 2021

.

  • Cuando cierro la puerta, abro el mundo
  • Acotar paisaje, como en la Octogonal; es ampliar visión
  • Roto el espejo, ¿dónde está el alma?

.