Posts matching “TRAS EL NAUFRAGIO DE “DIÁLOGOS””.

COLOQUIOS (281): «TRAS EL NAUFRAGIO DE “DIÁLOGOS” [Nº 17]». LA ALCARRIA II. Gabi Mendoza Ugalde

 

fuego 2-1 2009 LGV

Fuego 2

[Foto: LGV 2009]

 

—En el sistema newtoniano de los planetas triunfa una matemática precisa. Mientras que en el Valle, algo más abajo, atento a los meteoros, un labrador, que se levantó con el sol y vive la unión de tres tiempos, escavana la tierra que previamente abonó y sembró. Es posible que mañana llueva.

—El matemático y físico matemático Joseph Louis Lagrange (1736–1813), dijo que «Newton fue el más grande genio que ha existido y también el más afortunado dado que sólo se puede encontrar una vez un sistema que rija el mundo». Aun así no le sirvió para prever, ni evitar, el incendio que en 1692 destruyó su laboratorio y todos sus apuntes.

   Nunca nadie, ni siquiera Newton, podrá sorprender al fuego. Ni nada de lo que ocurra podrá dejar más huella que su estallido, siempre súbito.

   Después de aquella catástrofe enfermó gravemente de la cabeza. Se volvió de un humor raro. Nadie se le podía acercar porque se irritaba por cualquier cosa. Sus amigos, no obstante, le trataban amorosamente, y todos creyeron que dos años después ya estaba curado; pero su trabajo, propio del genio que sin duda fue, tan brillantemente iniciado, quedó, en realidad, parado para siempre.

   No reanudó nunca más los experimentos de química que estaba realizando en la época de aquel fuego, originado en el laboratorio mismo. No publicó más obras nuevas notables, limitándose a ediciones de las obras anteriores, o a ediciones de obras inéditas escritas mucho tiempo antes.

   El hombre aislado en su despacho se fue con las llamas.

   Luego vino otro al que la reina Ana nombró Sir, mundano, y muy presente en la alta sociedad londinense donde lucía elegancia y maneras aristocráticas, y presumía más de su ingreso en la nobleza británica que de cualquier otro hecho de su vida. Murió en el campo con casi ochenta años.

 
________________
 
«TRAS EL NAUFRAGIO DE “DIÁLOGOS”»
 

COLOQUIOS (280): «TRAS EL NAUFRAGIO DE “DIÁLOGOS” [Nº 16]». LA ALCARRIA I. Gabi Mendoza Ugalde (A Amarie, que siempre supo ver en Castilla la gran presencia del cielo)

 
Caspar David Friedrich por Gerhard von Kügelgen

Caspar David Friedrich

[Detalle]

(1774-1840)

por Gerhard von Kügelgen

(1772-1820)

 

—«…el taller permanece como siempre fue, un vasto espacio vacío, de un vacío absoluto», escribe a su familia Caspar David Friedrich en 1833.

   Ni siquiera el más pequeño dibujo. Muros limpios, una silla para las personas que pasan, una tabla y un caballete. Los tubos de colores, las pinturas, acabadas o inacabadas, sus carnets de estudios… todo estaba relegado a una pieza adyacente, bajo el pretexto de que los objetos ejercen en la producción de imágenes, cualquiera que éstas sean, un irreprimible poder de perturbación.

 En cierta ocasión, Gerhard von Kügelgen, amigo de Friedrich asesinado en 1820, comparó el taller al cráneo desvencijado de un príncipe muerto.

   La pintura de Friedrich es resultado de una constante empresa de despojo y desnudamiento; y es hermosa, sobre todo, por lo que está ausente de ella.

—En el devenir de los milenios unas manos sólo pueden atrapar el tiempo de un remoto meteorito cuya gloria dura muy poco. Friedrich supo que nada debía necesitar para ser en su hacer, así se liberaba de lo que ocupa en el alma un afán inútil, y además se liberaba de engañar a otros, anularlos, hacerle zancadillas, matar, si fuere menester. Supongo que llegó a ser un hombre bueno, en el sentido machadiano, al descubrir esa, digamos, verdad, en ese instante mínimo que supone la duración de la vida, el Tiempo, y que aún le siguieran sobrando años al viajero para contemplar las nubes al crepúsculo desde la cima de una gran montaña.

 
________________
 
«TRAS EL NAUFRAGIO DE “DIÁLOGOS”»

 

COLOQUIOS (275): «TRAS EL NAUFRAGIO DE “DIÁLOGOS” [Nº 15]». Gabi Mendoza Ugalde

 

Nesterov. Retrato de Florenski y Bulgakov (1917)

 Pável Florenski y Serguéi Bulgákov

Nésterov

(1917)

 

—Yo no quiero conocer otra cultura. Lo único que quiero es desconocer la nuestra.

—¿Desconocer nuestra cultura es realmente conocer?

 

________________

COLOQUIOS: «TRAS EL NAUFRAGIO DE “DIÁLOGOS”». Gabi Mendoza Ugalde
 

COLOQUIOS (231): «TRAS EL NAUFRAGIO DE “DIÁLOGOS” [Nº 14]». Gabi Mendoza Ugalde

 

fantásticarmenM.VERPI2013GRANADAFantástica Carmen

Granada 2013

(Foto: M. Verpi)

 

—¿Los ves por el llano polvoriento correr entre los edificios como aterrados ñúes por sus hienas?

—Abandonadas en la arena de la costa las palabras esperarán, a pesar de todo, a otros menos ignorantes.

—¡Qué yerta fuga de la palabra!

 

COLOQUIOS (228): «TRAS EL NAUFRAGIO DE “DIÁLOGOS” [Nº 13]». Gabi Mendoza Ugalde

 

El grito
Edvard Munch
1893

 

—Nada en el hacer, que es el ser mismo, es verdaderamente separable, aunque el ser venga integrado por lo complejo o lo diverso.

—Otra etimología: Para los griegos alétheia significa ‘verdad’. Lo que es verdad no se ha de olvidar: verdad y memoria coincidirían en una palabra sola.

—Por cierto, todo dar es una suerte de querer. Lo que egresa, regresa para ingresar, y así sucesivamente.

—Sin embargo, sufrimos habitualmente la trivialidad del mundo. Lo trivial es realidad social degradada. Una forma de negación de lo social, aunque constitutivamente conformada por los materiales de lo social. No fundamentado en la axiología, lo trivial es un ámbito humano desolado.

—Pero nos queda la voz. No creo que exista un sonido más bello que el de la voz humana. Articulada por la palabra no es diferenciable del silencio porque es él, y viceversa. La verdadera voz humana no suena, o sólo puede sonar a silencio.

—¿Y si ésta sólo es un grito?

—Habremos de apiadarnos del que sufre, desentrañando su queja para poder escuchar su dolor. Es el lenguaje que emplea la muerte en su hambre de nosotros. Pero las palabras son las mismas: para todos ululan en la voz del silencio infinito…

 

COLOQUIOS (226): «TRAS EL NAUFRAGIO DE “DIÁLOGOS” [Nº 12]». Gabi Mendoza Ugalde

 

CaspaDavidFriedrich

El caminante sobre el mar de nubes

Caspar David Friedrich

1774-1840

 

—En el pasado ya somos inmortales. El presente es pura supervivencia. Evocar es recorrer los cielos. Cada cual según de los que haya caído a sus propios infiernos. En mi caso, haber vivido es lo que siento cada vez que viajo en mis tiempos. El espacio es surcado siempre en presente, pero viajando todo espacio sólo es tiempo, en tanto que memoria. Viajar es soñar. El futuro sólo es final, y entonces muerta estaré.

—He de reconocerte que acojo dudas al respecto. Pero si me dejas añadir a tu poema que evocación es ebriedad, o mejor, la lucidez que emana de una determinada fase de esta ebriedad a la que me refiero: un don que supo poemar Claudio Rodríguez y que para mí facilita aprehender ese ámbito de disolución, da igual implosiva que explosiva, que supone toda evocación.

—Vale. Por tanto no es una boutade afirmar que Platón ha muerto. En todo caso, ya era hora y, además, prefiero asegurar la muerte del gran filósofo que la del Arte o la Poesía, como hacen otros para que la poltrona del sepulturero ilustre no se la arrebaten. Tales idiotas vienen estercolando el desierto del puritanismo.

—En el devenir de los milenios unas manos sólo pueden atrapar el tiempo de un remoto meteorito cuya gloria dura muy poco. Para ser en mi hacer nada debo necesitar que implique el afán de robar o matar. Corta es la vida pero al viajero de verdad nunca le faltarán días para contemplar unas nubes al crepúsculo desde la cima de una gran montaña.

—Sí, aunque donde hayan transcurrido sus tiempos lo contemplado abarcara estrictamente la importancia de los desconchados, de los charcos en las calles de tierra, del descascarillamiento general, del deterioro o la impura intemperie…

 

COLOQUIOS (223): «TRAS EL NAUFRAGIO DE “DIÁLOGOS” [Nº 11]». Gabi Mendoza Ugalde

 

Carl_Spitzweg_-_El_pobre_poeta

El Pobre Poeta

Carl Spitzweg

1808-1885

 

—Puedes escribir un librito beat o el guión de una peli tipo road móvil. Esperar un autobús no es cualquier cosa: sería como esperar a Godot.

—Y comprobar que todos los nombres, los propios y los comunes, además, a todos nos abrazan, a vivos y muertos, y a las cosas, las que se ven y las que se sueñan.

—La cuestión consistiría en la elección como predilección y una vida coherente con las palabras y las frases, y los textos.

—La vida de un poeta sólo podría ser la de las palabras que deja que le abracen y las que encuentra abrazando lo que fuera de él es.

 

COLOQUIOS (220): «TRAS EL NAUFRAGIO DE “DIÁLOGOS” [Nº 10]». Gabi Mendoza Ugalde

 

MagrittePipe

La traición de las imágenes

René Magritte

(1898-1957)

 

—Pensar, escribir, sentir es… Pero de lo que se trata es de algo mucho más inquietante. Mantenerse en el seno mismo de la pregunta y, engendrar un pensamiento nunca detenido.

—Conquistada la fórmula de la pregunta ¿para qué queremos respuestas? Responder es clausurar.  No podemos vivir en lo cerrado.

¡Que nos dejen el aire que corre sin límites por los campos de la pregunta! Propaguemos y propugnemos la abolición de las respuestas.

 

COLOQUIOS (209): «TRAS EL NAUFRAGIO DE “DIÁLOGOS” [Nº 9]». Gabi Mendoza Ugalde


kandinsky

 Óvalo rojo

Wassily Kandinski

1866-1944

—Curiosamente mientras la filosofía de finales de siglo (ya antes) trataba de pensar la diferencia o, como llamaba Vicente Núñez, lo desinteresante; hemos llegado a una sociedad con una homogeneización que ya hubiera deseado Platón para sí.

—Sin diversidad, que es posible, sobre todo, a través de la metamorfosis, de las máscaras, no podemos pensar ni siquiera en la homogeneización. Es decir, Platón no tendría nada que hacer sin lo esencialmente humano, esto es, sin la diversidad, que es más definitoria del ser que el sufrimiento, tan sostenido y argumentado por otros judíos, según Canetti, tal vez por su condición de sefardí.

COLOQUIOS (208): «TRAS EL NAUFRAGIO DE “DIÁLOGOS” [Nº 8]». Gabi Mendoza Ugalde

SOLEDAD Chagall

Soledad

Marc Chagall

1887-1985

 

—En 1993 el Museo Judío de Praga edita la poesía y dibujos de los niños del ghetto de Terezín. Soles rojos, alambradas, espectros, puentes… Y todas esas mariposas que esculpían antes de ser llevados a Auschwitz. El sufrimiento es la afirmación inmediata de la diferencia. La diferencia, para nosotros los judíos, no es la diversidad, sino aquello por lo que la diversidad se da.

—Cada vez que, por una vía racional o irracional, se sea capaz de incorporar a un signo, o conjunto de ellos, lingüístico, o de otra naturaleza, la descripción, como tal o como relato, de una manera humana de ser, se habrá conseguido un tipo. La diversidad puede ser entendida, también, como el ámbito de lo humano tipificado en el arte o en la filosofía. Lo que justificaría ónticamente el coleccionismo.