Posts from noviembre 2015.

MAQUINISTA DE TREN. Antonio Medina de Haro (1936-1997)

 

trendeloshorroresM.VERPI Alcalá 2014(Foto:  Manuel Verpi [Alcalá 2014])

 

Todos, cuando éramos niños, teníamos nuestro héroe o nos hubiera gustado ser alguno de nuestros ídolos. También los sentábamos, la pandilla de amigos en corro, en alguna acera o a la puerta de una casa y empezábamos aquello de:

   —«…a mí me gustaría ser médico.»

   —«…y a mí aviador.»

    —«¡y a mí, cartero!»

   ¡Cuánta variedad de querer ser y luego hemos tenido que ser otra cosa! Yo, personalmente, hubiera deseado llegar a maquinista de tren. Viajar de noche, atravesar los campos silbando, montado en mi máquina, recibir el aire frío de La Mancha en el rostro y, al amanecer —a la vuelta—, llenar mi corazón con la alegría del Valle del Guadalquivir.

   El mono azul, la negra gorrilla de ferroviario, el vapor blanquísimo, como un pañuelo desplegado en la noche metálica, me han llegado a emocionar como nadie pueda imaginarse.

   ¿Qué vería yo en este mundo del tren?

   Hoy día he llegado a ser algo muy distinto de mi deseo infantil. A pesar de todo, aún me cambiaría por uno de esos viajeros incansables —los maquinistas— que, para mí, son más importantes que cualquier otra cosa en el mundo.

   Si yo volviera a nacer haría lo posible por cumplir mi ilusión, porque, en realidad, me he quedado sin ser lo que yo quería.

 

PÍO, HÉROE CONTRADICTORIO. De la serie «RECORTES», Nº 110. Por Pablo Romero Gabella

 

luna baja y trágame 7

Luna, baja y trágame 

(Ilustraciones para un libro de Tomás Valladolid Bueno)

Rafael Luna

2009

 

«¿Por qué se le sigue leyendo en una época en la que los lectores desfallecen? Porque lo ponen de lectura obligatoria en colegios o lo ponían, y por algo más. Por el lector adulto, que, en sus horas por fuerza solitarias, en el tiempo de la remembranza, que fue el de Baroja, se recuerda en el joven que buscaba refugio en la lectura y que por un momento se sintió Martín Zalacaín o Andrés Hurtado acogotado por el medio, buscando una salida, una puerta de escape: los rebeldes barojianos que crecían más en la imaginación de sus lectores que en las páginas que su generación concita. En los humano, como en toda la naturaleza, el individuo es lo único. Sólo lo individual existe en el campo de la vida  en el campo del espíritu. Lo individual no puede en absoluto entrar de lleno en un encasillado, y menos si este encasillado ha tenido por norma un principio ético. Las ideas de lo bueno, de lo lógico, de lo justo, de lo consecuente, son demasiado genéricas para representarse completas en la naturaleza. El individuo no es lógico, ni bueno, ni justo. Todo lo individual se presenta siempre mixto, con absurdos de perspectivas  y contradicciones pintorescas, contradicciones y absurdos que nos chocan, porque intentamos someter a los individuos a principios que no son los suyos. Baroja y sus rebeldías, Baroja anticomunista, antidemócrata, antirrepublicano confeso antes de la Guerra Civil, durante la guerra y después de ésta. Hombre de otro tiempo, del antiguo régimen, digamos. Inclasificable. Se nos escapa entre sus páginas, ahí creemos atraparlo y nos acaba enseñando nuestros propios fondillos.»

[Pío BarojaCésar o nada, Madrid, 2006, pág 7-8, 1ª edición 1910 / Miguel Sánchez-Ostiz, «Baroja no era barojiano», ABC Cultural, 7 de noviembre de 2015]

 

ASÍ FUE. Antonio Medina de Haro (1936-1997)

 

Paisaje español desde el tren (3)

[Foto: LGV 2009]

 

Ha sido todo un camino lleno de dificultades el que hemos tenido que recorrer. Una noche de enero nos sorprendió el destino, regalándonos una vida que si por poco se rompe… Entre lágrimas y suspiros de esperanza, saltábamos nuestro primer obstáculo y decidimos seguir la carrera con la mirada puesta en el final.

   …Era mejor no mirar a nuestro lado. Yo, personalmente, decidí llegar el primero a costa de mis principios, máximas y negaciones-renuncias-necesarias.

  La carrera era difícil. Los contrincantes eran: la perseverancia, las ganas de triunfar, el desprecio a los fallos, la ilusión de volver a ser el mismo y, el último de todos (como una cola impertinente pero con categoría de empuje atlético), la resistencia insólita de la fortaleza sublime que genera vida pertinacia sin límite.

   Durante el recorrido, me ha faltado la respiración algunas veces y he tenido que recurrir a un gasto excesivo de mi oxígeno intelectual.

   Posiblemente el ejercicio constante de la superación vital esté siendo la mística de mi triunfo.

   Estoy casi en la llegada, los ojos se me llenan de alegría, el sudor y la fatiga son las caricias finales de la prueba estética más dura de toda mi vida…

 
___________________
 

DONDE TIENES TU SITIO EN EL VAGÓN TE LLEVA EL TREN. Poema de 1996 con foto de 2010. Lauro Gandul Verdún

PAISAJE ESPAÑOL DESDE EL TREN. 5 fotografías de Lauro Gandul Verdún (2009)

«TIEMPO PERDIDO» Y «TREN». Dos fotografías de Julio García

 

LITERATURA, MALA. De la serie «RECORTES», Nº 109. Por Pablo Romero Gabella

 

Pascalemarthinetayou...

Plansone Duty Free Project

Pascale Marthine Tayou

2006

[Foto: LGV 2015]

 

«La literatura y el mal me reveló un aspecto de la literatura que yo creo que existe y que Bataille vio maravillosamente: que en la literatura se expresa algo que sólo se puede expresar en la literatura. Él decía que esos fondos reprimidos que permiten la vida en sociedad, todo aquello que si tuviera derecho de ciudad provocaría hecatombes, catástrofes, haría que nos matáramos todos, ciertos instintos, deseos que están ahí y no podemos erradicar sumidos en el fondo de nuestra personalidad, encuentran en la literatura un camino privilegiado para expresarse. Sabiendo lo mucho que amo el Arte, el Demonio toma a veces la forma de la mujer más seductora, y con especiales e hipócritas pretextos, acostumbra mis labios a filtros degradantes.»

[Entrevista a Mario Vargas Llosa por Juan Cruz en Babelia, 24 de octubre de 2015/ Charles Baudelaire, «La Destrucción» en Las Flores del Mal, Madrid, 2009,pág. 219, traducción de Enrique López Castellón, 1ª edición en francés en 1857]