Posts categorized “Antonio Luis Albás y de Langa”.

HOMENAJE A VICENTE NÚÑEZ. COSMOPOÉTICA 2006. (I). Antonio Luis Albás, (2015)

 

 

VERANO: Pablo García Baena, poema inédito, (2015). Antonio Luis Albás

 
Bacon

Francis Bacon, 1952, retratado por el fotógrafo John Deakin 

 


Una mujer pasea desnuda por la playa

Solitaria. Amanece.

Su cabello rojizo, al grana de la aurora

Dora y despierta al paso oleajes dormidos.

Desde la residencia, en alto mechinal,

El anciano acogido la acerca y la vigila

Con los viejos gemelos de teatro y de nácar

-tal vez vieron a Xirgu-

Y algo que ya no siente, le engaña

En el recuerdo.

El nuevo día vibra como un violín de luz

En el pulso de la arritmia.

Hasta para el que mira, encerrado en sus años,

El verano será el tiempo de la dicha.

 

JULIA KRISTEVA. Sur Sainte Thérèse d’Avila. Antonio Luis Albás (2015)

 

SANTA TERESA DE JESÚS

(1515-1582)

 

   Vivo sin vivir en mí,
y tan alta vida espero,
que muero porque no muero.

   Vivo ya fuera de mí,
después que muero de amor,
porque vivo en el Señor,
que me quiso para sí;
cuando el corazón le di
puso en mí este letrero:
«Que muero porque no muero».

   Esta divina unión,
y el amor con que yo vivo,
hace a mi Dios mi cautivo
y libre mi corazón;
y causa en mí tal pasión
ver a mi Dios prisionero,
que muero porque no muero.

   ¡ Ay, qué larga es esta vida !
¡ Qué duros estos destierros,
esta cárcel y estos hierros
en que está el alma metida !
Sólo esperar la salida
me causa un dolor tan fiero,
que muero porque no muero.

   Acaba ya de dejarme,
vida, no me seas molesta;
porque muriendo, ¿ qué resta,
sino vivir y gozarme ?
No lejos de consolarme,
muerte, que ansí te requiero:
que muero porque no muero.

 

[Poesía de España. Los mejores versos.

Francisco Rico (con la colaboración de José María Micó).

Ed. Círculo de Lectores, S.A.

 Barcelona 1996.

Págs. 159 y 160]

 

JESÚS DE NAZARENO, Viernes Santo en Aguilar de la Frontera. Trad. al Hebr. Antonio Luis Albás, (2015)

482

El amor es paciente, afable; el amor no tiene envidia; no presume, ni se envanece; no hace nada inapropiado, ni busca aquello que es suyo; no se resiente; ni lleva cuentas del mal; no se alegra de la injusticia, sino que se goza con la verdad. Disculpa sin límites, cree sin límites, espera sin límites, acepta sin límites. El amor no falla nunca.

Corintios 13-4-8

 ועשה בי האהבה כל-זאת לא תועיני

אף-האהבה בעשה חסד האהבה לא תקנא האהבה לא תתפאר

ולא תתרומם

לא תעשה דבר תפלה ולא תבקש את לה-אשר לא תתמרמר ולא תחשב הרעה

לא תשמח בעולה כי שמחתה עמ-האמת

את-כל תשא את-כל תאמין את-כל תקוה ואת-כל תסבל האהבה לא-תבל לעולם

 

אל-הקורנתיים  “ינ

 

Un poco el «largos de corazón y cortos en tacañerías» de Vicente.

A.L.

VICENTE NÚÑEZ XIX: Llueve. Antonio Luis Albás, (2014)

LluviaFotografía A.L. (2013)

Hoy que la lluvia vuelve
a la plaza ochavada,
me pierdo en aquel niño
que malversó sus lágrimas.

Cuando lloré, reían
las rosas. Solo, erraba
en el festín esquivo
de una alegría bárbara.

¿Durará esta hermosura
que se va con el agua
hacia otras sombras, como
el poema a su página?

Llueve, pero qué estéril
es ser por la palabra.
Mi corazón suspira
mientras la lluvia canta.

¿Y si un día el ensueño
de interrogar callara?
¿Y si un día…? Las nubes,
como los días, pasan.

NAVIDAD, 2014. Antonio Luis Albás y de Langa

Israelitas

Felíz Navidad, 2014

A.L.

VICENTE NÚÑEZ XVIII: Fragmentos y Puesta del Sol. Antonio Luis Albás, (2014)

 

 

En tanto que de rosas

hacemos una piña…

 SAN JUAN DE LA CRUZ

 

La cueva sin nadie que conocía el agua

y las espátulas de pizarra del mar contra las rocas

no eran una música más arriba,

o que provocasen siquiera frente a barcas de palo.

El frío del Altísimo,

tras la solar hoguera de los montes,

un silbido espeso derramó y palpitábamos.

«Ángeles son, y no contadas naves».

Y cuando lo decías,

sin ese esfuerzo que inutiliza el recuerdo,

un pecho tierno me brotó de repente:

ángeles son, dejados a su avío;

en tanto que de gozo se me apiñó la dicha.

Carmelitas Descalzas Aguilar Vicente%2009

VICENTE NÚÑEZ XVII: Fragmentos. Antonio Luis Albás, (2014)

 

Por afinidad de estilo y por amistad está cerca de Cántico; es de su estirpe; una especie de hermano menor de este Grupo Poético; la riqueza verbal y expresiva distinguió a esta generación de polígrafos que surgió en Córdoba en los años cuarenta; también el humor, la ironía y el sarcasmo…

…Es fundamental el humor en la poesía de Pablo, de Ricardo, pero en su vida muchísimos más, pero además el humor también en los dos pintores que forman parte de Cántico, Ginés Liébana y Miguel del Moral. Y continúa siéndolo; el sentido rápido, eminentemente andaluz; el chispazo, las formas, incluso métricas, aplicadas a lo raso de cada momento; eso es de un manejo exclusivamente de Cántico… En este sentido, un andaluz es la cosa más limpia, más proyectiva que hay, en el mundo.

Somos hondos, reflexivos, graciosos, concentrados, leales; habladores, ensimismados, fieles, amistosos, largos de corazón; cortos de tacañerías…

VICENTE NÚÑEZ XVI: Fragmentos. Antonio Luis Albás, (2014)

 

   Pero me llama la atención que todo este mundo pueda convivir junto con el de las tabernas, con las mesas de juego del dominó… con el mundo de tu pueblo…

Sí, es curioso lo que dices, pero eso también revela que los textos existenciales tienen una pesantez y una sintaxis no del todo conocida, ni sabida, ni asumida, ni estudiada; se impone por el espíritu sintáctico ordenador, ordenativo, que era el sujeto, el verbo y el predicado…

Una sintaxis no es mas que una voluntad de orden, eso se revela en una taberna… se impone; la voluntad de sintaxis, la desorganización de los elementos que están dispersos en cualquier ámbito pueden ser ordenados con una expresión superior a los de la literatura. La literatura ahí ya no tiene ahí nada que decir; se revela otro orden, otro lenguaje, otro discurso, otra lectura del texto de la vida. Las faltas garrafales pueden ser, en ese contexto, grandes éxitos de lenguaje, de expresión, de cinematografía, de posibilidad, de frescor, de comunicación.

Ahora mismo lo estoy yo percibiendo, qué duda cabe, no a través del silencio que se impone como un paréntesis obligado, sino de lo que intuyo y entreveo que hay dentro de ese paréntesis… que quizá tú no percibas porque no vives aquí, no frecuentas este bar. Ése paréntesis no está vacío, está lleno de un texto. Y hay un paréntesis sin duda, y de qué calibre; quizá irrepetible, quizá único o por lo menos irrepetible. Las irrepetibilidades imponen textos. Luego se ensueñan. Y el sueño lo borra todo. No. No lo borra, ¿del todo no… verdad?; ¿tú qué opinas?. Lo recrea. ¿Lo recrea…?

700 AÑOS DE LA SINAGOGA DE CÓRDOBA: (1314/15-2015). Antonio Luis Albás.